lunes, 9 de enero de 2012

Me despido

Durante las últimas semanas he tenido muy abandonada esta página.
Es hora de despedirse.
Me voy con una sonrisa en el rostro, de lo que esto alguna vez fue, un intento de expresarme ante ustedes lectores, los cuales puedo contar con una mano, tal vez dos.

Hoy ya no tengo más historias que contar. He agotado las palabras y con ello, las lágrimas. Me siento bien y finalmente se ha cerrado el ciclo de escribir y tomar fotografías.

Dejo un agradecimiento abierto a quien haya leído alguna de mis publicaciones, muchas de esas personas ya no se encuentran en mi vida, y otras tantas ni si quiera las conocí.
Muchas gracias a las personas que sí siguen en el camino y me han influido en este tiempo.

Dejaré el link (claro, si es que blogspot no lo elimina) como un recuerdo de los últimos 3 años

"La habitación morada"

Me siento decepcionado de tanta obscuridad y odio que cargamos todas las personas. Pero, quiero creer que tarde o temprano cortaremos esas raíces que nos arrastran.

“Nothing left to lose, nothing left to fear.”


2 comentarios:

k.o_chanwish dijo...

Me alegra haber sido una de tus lectoras :D No sé hace cuánto fue la primera entrada, pero puedo recordar que fue hace muchos ayeres... Creo tanto como las fotos como la escritura son modos sublimes de expresión y -quizás- sea en nuestros momentos "más oscuros" cuando fluyen... Si es así como se cierra este ciclo, me alegro! :D

Iliαиα dijo...

... apenas lo leí, y mira, yo también dejo mi blog, no porque lo tenga abandonado sino porque no me deja publicar nada, no sé qué ha pasado, pero es genial haberte leído por aquí y que me cuentes más cosas cuando nos vemos, te quiero mucho chico de los ojos rojos que ahora ha madurado, crecido, cambiado de gustos y aferrándose a otros, eres Andrés tengas o no un blog, tengas o no ganas de reír o de llorar, enjoy hoy :)