viernes, 2 de septiembre de 2011

Carta


Decir que estoy enojado es poca cosa, el enojo ya lo dejé tiempo atrás. Espero que nunca tengas que pasar por este dolor.

Todos hemos robado alguna vez, ya sea una pluma prestada, algún libro. Yo he sido víctima de un robo, pero no de cualquier tipo, me robaron a una persona.

Estoy tan triste por haberla perdido a mitad del camino, buscar a algún culpable sería una acción egoísta, ya que ella se fue y por más que señale al aire eso no me reconfortará.

Yo la quise.
Nos veía creciendo de la mano. Ahora, sólo me quedan sus lágrimas que no pudieron resbalar de mi hombro.

Siento que algún día volverá, no puedo decir que todo será como antes. Pero, espero su regreso y podamos encontrar una nueva armonía.

2 comentarios:

Iliαиα dijo...

Los robos son malos, de cualquier tipo.
¿Quién iba a decir que después de ese escrito ibas a sufrir uno de verdad?
A veces no nos roban a las personas, ellas se van, se alejan, a veces sí las roban y el dolor es enorme y terrible, espero que nunca te roben a alguien de tu corazón, vida y mente.
Besos

Anónimo dijo...

Detras del tiempo me instale ya vez ni me qejo ni me qejare mi ser mis recuerdos y alguna cancion son hoy mi premio de consolacion.!!
y tu qe has hecho para olvidar?
que fue de aquella chica ...?
lo se prohibido preguntar!