sábado, 25 de abril de 2009

La habitación morada. Parte 2. Silencio



Yo no debería de estar aquí, yo no debería de estar aquí.
Yo soy el que debio de haber muerto, no ella.
Cuando el silencio no pudo volverse más incomodo y cuando nuestra relación estaba en el peor momento. justo ahí, es que la vida me quita a Mercedes.

Han pasado años desde que no he vuelto a decir un "te amo".
Por decisión propia me he agobiado pensándola una y otra vez.
Exprimiendo el último recuerdo posible,
por más seco y alejado que este el recuerdo de Mercedes.

¿Por qué es que quiero contarte la historia de la muerte del amor de mi vida?
No sé exactamente.
En cualquier momento puedes dejar de leer esta página y seguir con tu cámino.
Si quieres seguir leyendo, adelante, me hace falta desahogar todo lo que siento.

Algo estaba mal, lo supe desde que llegamos a ese bar. Ibamos por capricho mio a un concierto, Descartes a Kant estaría en Puebla el viernes 3 de Abril.
Sólo eramos 3, Mercedes, Pilar y yo. Ya habiendo superado mi instinto inicial que me decía que algo no estaba bien, empece a tomar, y tomé, y seguí tomando. Cerveza barata para pasar un buen rato.

Siendo cerca de la media noche, y ya habían tocado al menos 3 o 4 grupos, la verdad no les estaba poniendo atención, yo simplemente estaba centrado en pasarla bien.
Me dio hambre, así que decidimos salir del lugar para comer hot dogs que vendían en la esquina de enfrente.

¿Por qué me tuvo que dar hambre? ¿Por qué tuve que tomar tanto? Si no hubiera sido por mi decisión de ir a ese concierto esa noche Mercedes seguiría viva. Si no hubiera querido comer Mercedes seguiría viva. ¿Te das cuenta de lo patético que suena eso? como es que una vida acabó por un simple antojo de hot dog.

Pilar dijo que nos alcanzaría en un rato, al fin y al cabo ella estaba interesada en un chico que estaba conociendo esa noche.

-Una hamburguesa con todo y un hot dog sólo con catsup y mostaza por favor.
-Sí joven, ahorita salen.

Nos sentamos en la banqueta, y de nuevo hubo silencio.
No el estilo de silencio en el que 2 miradas suelen perderse, y sentir que el amor los puede hacer volar a donde sea. Más bien la clase de silencio donde ya no tienes nada más que decir.
Yo con la mirada hacia la derecha de la calle, y Mercedes hacia la izquierda. Brazos cruzados, y golpeando el suelo con el pie derecho, al ritmo de la bateria que sonaba arriba en el bar.

La calle vacía daba la sensación de tranquilidad, a esas horas y por esos rumbos de la ciudad no había ninguna persona caminando en las banquetas, sólo nos rodeaban las luces, el olor a grasa del carro de hamburguesas, y los gritos del vocalista de algún grupo desconocido, al menos para mí.

-Entonces, ¿Qué más hiciste hoy?
-Pues ya te conte lo que te tenía que contar.

Y en eso, la nada. Una bolsa de plástico negro es puesta en mi cabeza. Se escucha como dos coches se acercan hacia donde estamos nosotros a gran velocidad, por un momento pienso que nos van a atropellar. El señor que vendía los hot dogs empezo a gritar algo, quisiera recordar que es lo que fue, pero todo paso muy rapido.
Al menos fueron 3 las personas que se encargaron de mí, cuando intente levantarme ya me encontraba con los brazos hacia atrás amarrado por las muñecas con cinta canela.

Mercedes grita y escucho un disparo. ¿La mataron? ¿Me intentaron disparar a mí? Despues de salir del secuestro me entere de que a quien dispararon fue al señor de los hot dogs, solamente en la rodilla derecha ya que no querían matarlo. Que considerados de su parte, ¿no crees?

Me suben a la cajuela de lo que parece ser una gran camioneta. Ya no se escuchan los gritos o movimientos desesperados de Mercedes.

Y de nueva cuenta hay calma, de nueva cuenta hay un silencio. Sólo que esta vez estoy solo en mi silencio. Amarrado, sin saber a donde es que me llevan.

7 comentarios:

Iliana dijo...

OMFG...
....
.....
......
¡No! ¿por qué fuiste a comer hot dogs :S?
Ese Rockutla entonces es un lugar maldito... no pienso ir allá...
Asuuu... te tardaste mucho en escribir, pero ahora estoy con cara de :O
Vaya... si hubiera ido al concierto de Descartes hubiera conocido a Mercedes... hay no, que eso según fue hace muchos años xD
No sé cómo será la siguiente parte de la historia, pero sé que la leeré mucho... no sé, tengo ese presentimiento
^-^
¡Cuidate!
¡Trata de escribir más rápido la historia para que no me dejes intrigada! :p

k.o_chanwish dijo...

Rawww :)
Fue genial el vuelco que ha dado la historia
quien diría que se encaminaba
a algo asi...
La verdad me va gustando y espero que tengas pronto la siguiente parte ^^
ahha :P
Y no se parece
en anda
tu blog
al de la tipa
i love tokio hotel!!!XD

onaczaL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
onaczaL dijo...

Aún no te despidas, todo es nada, son señales de humo, apenas eso...

chuz! dijo...

y es que... mercedes me recuerda tantoo a aquel.. no se porque encuentro como si esa fuera otra versión de aquella historia (...)
ya dedikate a hacer guines para televisaa
jajaja
te amoOoOo!

onaczaL dijo...

hahaha como dice en el tercer comentario " onaczal ha eliminado esta entrada" xD hahaha

ah que cosas pinche cosa fea de la influnz hahaha


querer tu!

onaczaL dijo...

Hoy soñe horrible!

pesadillas! malditas!


amar tu